¿Qué es el microblading?, ¿duele?, ¿cómo consigo las cejas que no tengo?, ¿duele?, ¿es seguro?, ¿duele?, ¿cuánto dura?, ¿duele?… Yo estaba un poco aterrada pero dispuesta a conseguir unas cejas perfectas siempre pensando en ahorrar unos minutos en mi maquillaje por la mañanas. 

¿Qué es el microblading?

Es un maquillaje semipermanente de cejas hecho pelo a pelo que te permite darles la forma adecuada a tu tipo de rostro y profundizar el color que mejor te luzca. Conozco a personas que son “ceja cero” que les iría muy bien, sea porque genéticamente no tienen pelos o por problemas de salud, stress, etc., el microblading te hará lucir unas ¡cejas perfectas y naturales!

¿Pelo a pelo?

¡Así es! Te dibujan cejita por cejita para darles un aspecto muy natural; pero creo que la magia acá, además de la técnica y la brow artist que te lo aplique, es el color que debe adaptarse a cada cliente. La base para elegir la pigmentación adecuada es siempre el cabello, los ojos y la piel y así conseguirás el match perfecto.

¿Cuál es la diferencia con la micropigmentación tradicional?

El microblading siempre se realiza pelo a pelo y la micropigmentación se realiza más como un sombreado, y qué decir de las cejas tatuadas… son unas cositas extrañas sin vida en la cara que de natural no tienen nada y que felizmente, creo, ya pasaron de moda. ¡Ah! y también hay transplante capilar de cejas… ¡loquísimo!

El tebori, (espero haber averiguado bien el nombre, si no me corrigen por favor) es el instrumento con el que se realiza el microblading, este no está conectado a la electricidad, por lo que los resultados del trabajo dependen de la mano del profesional. En ambos casos se utilizan pigmentos hipoalergénicos reduciendo el riesgo de reacciones alérgicas.

¿Cuánto dura el microblading?

Con un ultra cuidado te podrían duran hasta 2 años, he leído por ahí, pero esto depende de varios factores, tanto del profesional (experiencia, técnica, materiales, pigmentos, etc.) como de los hábitos del cliente y el tipo de piel que tenga. Si te cuidas del sol, por ejemplo, podrían durarte el tiempo prometido.

¿Duele?

Mi umbral del dolor, que es la capacidad que tenemos los seres humanos de soportar la sensación de dolor, es muy alto, por lo que sí sentía que me hacían algo en la piel que estaba anestesiada, pero dolor como tal, a mí, no me dolió nada de nada. 

¿Precios y lugares para un microblading seguro?

Yo me las hice hace 4 meses aprox  en Blowout Urban Salon; quería escribir este artículo con mi segundo retoque pero no he ido hasta el momento (mal, muy mal, lo sé) porque he estado loca con la consultora. Lo que quiero es que vean el vídeo que les dejo en este link con mi brow artist Mati, y si me siguen por Instagram verán que con maquillaje o con cara lavada, las cejas, ¡lo son todo!